21.10.10

Por qué los fanzines son importantes

Desde la primera edición de “ANIMEFRIENDS” en Argentina, Yamato Corp ofreció sin cargo y gentilmente un espacio a las llamadas autoediciones o fanzines. En esa primera entrega, en la zona fanzinera se vivió un ambiente de camaradería y mucho arte. Tal fue así que el concurso de dibujo organizado desde ese mismo grupo tuvo muchísimos inscriptos que se divirtieron, también, dibujando. Sin duda esta apertura por parte de los eventos llamados “animés-mangakas” hacia el “palo” fanzinero es importante para ambos. Unos porque pueden ampliar su espectro de público y otros porque enriquecen lo ofrecido con gente joven, creativa y con ganas de publicar a lo grande.
Argentina fue prácticamente punta de flecha en lo que hace a historieta latinoamericana. Sin embargo, los eternos vaivenes económico-políticos afectaron una y otra vez no sólo a nuestra balanza de pagos sino también a la cultura. La industria comiquera no estuvo exenta de eso. Quienes soportaron estoicamente el peso de seguir adelante a pesar de todo con la creación en papel, con las historias en cuadritos fueron los fanzines.
En la red quienes estuvieron al pie del cañon cuando NADIE lo hacía, con un foro, con espacio para que todos pudieran expresarse más allá de los costos de imprenta fueron los señores “Portalcomic”. De la mano de Hernán Cabrera fue (y sigue siéndolo) un sitio indispensable para los comiqueros. Seguramente sin su presencia las cosas hubieran sido más complejas y difíciles para todos.
En sus foros comenzaron publicaciones fanzineras, nacieron o mejoraron su andar muchos artistas y se hilvanaron proyectos que más tarde vieron la luz.
Como dije, los fanzines sustentaron en muy buena parte los sueños y posibilidades de muchos que no tenían otro modo de hacer historieta.
Por las dudas, si alguien no sabe a qué me refiero, definamos “fanzine”.
La palabra en sí tiene un cierto aire a idioma inglés. Y así es, es una contracción de “fan magazine”. Por lo tanto como primera cosa deberíamos notar que no es una publicación profesional. Como segunda cuestión, lo que se sabe y dice es que los fanzines no tienen una vida muy larga, suelen salir muy pocos números, incluso muchas veces sólo sale uno. Otros se mantienen en el tiempo, siguen publicándose como un ejercicio de libertad creativa, aunque sus integrantes se profesionalicen.
En el último tiempo a los fanzines publicados en papel se le sumaron otros más modernos y de última generación. Son los ezines, la versión online del fanzine.
Algunas voces agoreras suelen pregonar que el fanzine en papel está muerto. Pero esto bajo mi perspectiva es una falacia y una forma negativa de referirse a este tipo de publicación señera.
Pero preguntémosle a los mismos fanzineros qué piensan al respecto.
Les acerqué a varios algunas preguntas. Busqué personas que tuvieran distintas posturas. Aquí dejo los interrogantes y más abajo las respuestas.

1. ¿El fanzine digital desplaza actualmente al clásico en papel?
2. ¿Alguna vez pensaste en dejar de publicar en papel para hacerlo sólo en digital?
3. Si tu comienzo fue en digital, ¿por qué te volcaste al papel?
4. Si tu comienzo fue en papel, ¿por qué te volcaste al digital?
5. ¿Qué ventajas tiene el papel por sobre el digital?
6. ¿Qué ventajas tiene el digital por sobre el papel?

Hernán Cabrera, diseñador gráfico, colorista, webmaster de Portalcomic
1. No creo que lo desplace. Lo que si veo es que es una opción más cercana al fanzinero, debido a que es más sencillo y económico y brinda una llegada al público que en papel sería difícil de conseguir. Estoy seguro que el fanzine en papel nunca va a dejar de existir.

2. No. Publicar en digital siempre es una buena opción y lo he hecho. Pero siempre es mi meta publicar en papel. El publicar en papel, el tener el objeto físico en la mano, da un sentido de plenitud al trabajo realizado.
3. No
4. Porque, lamentablemente, en Argentina es cada vez más caro publicar en papel. No solamente la impresión en si misma, sino todo el tema de la distribución que suele tener unos costos absolutamente prohibitivos para los pequeños editores.

5. La fuerza del objeto real en la mano. Es más simple y cómodo de leer en todo momento y lugar.

6. Los escasos o nulos costos. La posibilidad de recibir comentarios y feedback del lector en manera instantánea. Una gran llegada al lector, inclusive a nivel internacional. Nuevas posibilidades artísticas (color sin límites, tamaño del área de trabajo también ilimitado, posibilidad de agregar sonido, movimientos, etc.)

Ligia Berg, artista visual multifacética. Colaboró en fanzines como “Igantius tenía razón”, “C3”. De amplia experiencia en fotografía, dibujo y artes varias derivadas de la era de lo digital.

1. El medio digital es más económico que el papel. La mayoría de aquellos que publican fanzines cuentan con un costo reducido de dinero para realizarlo, gastan y el resultado no les parece satisfactorio. En el medio digital pueden encontrar una presentación no sólo más económica sino más accesible para ellos y para el público en general. Considero que en un futuro la mayoría de las publicaciones serán digitales y las hechas en papel serán para colección o cosas específicas. Como los cassettes (jaja). De todos modos, todavía se sigue apuntando con energías al papel por un tema de satisfacción personal, ver las cosas en el papel es muy distinto a la pantalla.


2. En los últimos tiempos solamente estuve publicando en digital.

3. El sentimiento es distinto, y creo que siempre uno quiere verse publicado, verse impreso sentirse como los grandes. Una se auto complace. Pero en mi caso la estadía en papel fue corta y en colaboraciones.

4. No es el caso.

5. Un mayor detalle, genera otro tipo de sensación, una mirada más general de la obra, que pienso que en lo digital se pierde

6. Es más económico, más accesible para uno y el público, no tiene limitaciones en cuanto a la estética que se quiera usar (full color por ejemplo que en papel es muy costoso) fácil de promocionar.

Juan Pablo Camarda, historietista autodidacta, Miembro del círculo del cuadrito (Mendoza) desde el 2005.

1. No lo desplaza pero brinda más posibilidades para el autor en cuanto a difusión. Crear un fanzine en papel implica distribuirlo en circuitos chicos o quizá llevarlo incluso a encuentros. Con el fanzine colgado el la web automáticamente se soluciona la distribución en primer plano y la difusión depende de mandar mails y convertirte en spamer por un tiempo, pero de esa forma lo puede leer tu vecino y un holandés que se fue a vivir a Singapur.
2. Desde el primer momento, de hecho antes de lanzar mi primer fanzine decidí colgarlo en la web para probar la recepción y luego imprimirlo, la respuesta fue mejor de la esperada y cuando evalué sacarlo en papel era una inversión importante para la poca circulación que tendría.
3. y 4. De vez en cuando hago un pequeño fanzine en papel pero lo nuevo siempre cae primero en Internet, me parece muy importante que se lea y produzca historieta en papel porque es el origen en si, me parece que lo ideal sería llegar al punto medio en el que los dos medios se complementen.

4.
5. y 6. Creo que la única ventaja que tiene el digital es la llegada rápida y directa, aparte del contacto directo autor lector que es importantísimo. Pero le juega en contra lo mismo que le juega a favor, la grandeza de Internet hace que todo lo publicado ahí sea efímero en cierto punto. El papel por otro lado es el formato clásico de la historieta y no un medio al que tuvo que adaptarse. y quizás para los más cerrados sea mejor visto tener un fanzine en papel que colgar un pdf en la web.

Gabriel Fix. Dibujante, docente, historietista, colaboro en Editorial Thalos como en Deux, creador de la bandera de su ciudad Reconquista, Santa Fe.

1. El fanzine digital por si solo no desplaza al de papel, lo hacen otras variantes. En el segundo boom de fanzines en Argentina las fotocopias eran mucho mas baratas y en el primer boom alla por finales de los 80 era el unico medio para hacerse conocer. A eso se le sumó que los autores solo crecían viendo y leyendo material en papel. Ahora un autor que comenzó a interesarse en los comics y tiene menos de 18 años, con un mercado de historietas hecho ruinas, encontrará blogs o foros y puede ver eso como horizonte

2. Sí, lo pensé, sobre todo cuando vi las posibilidades que me daba el photoshop de hacer cosas en color. Pero es algo tramposo eso, porque sabés que con el papel tenés que arriesgar de forma directa el dinero y con Internet no. Entonces pensás "hago esto a color y lo ve TODO EL MUNDO", siendo que todo ese "mundo" esta navegando en millones de productos como el tuyo. En cambio la publicación en papel la entregás vos al público de forma directa. Y esto es algo que Internet no tiene

3. y 4. Empecé en papel porque era la única opción en mi ciudad, pero también por el juego de querer ser autoeditor (dibujante/redactor/diagramador/tipeador/etc). Algo que es muy divertido cuando tu única obligación es ir a la escuela 4horas. Ahora estoy volcado un poco a lo digital porque me ahorro ir a ver cuánto aumentó la fotocopia, de jugar a meter ganchitos en el medio de la publicación, de intentar levantar publicidad. Aunque pierdo la oportunidad de tocar y oler papel con mi trabajo para solamente ver como quedo un colorcito que hice en photoshop.

4.

5. y 6 No es lo mismo, pero porque son dos medios distintos... a vos, ¿qué te gusta más? ¿la manzana o el mar?. Como ventajas encuentro que con el papel el contacto que tiene el lector es directo, el zoom lo hace con su mano y sus ojos, utiliza más que el sentido de la vista. Como autoeditor jugás a ser EL SEÑOR EDITOR y aprendes cosas, como ejemplos te puedo citar el contar las hojas, diagramar , para que sirve el fucking margen, la cantidad de tinta, etc. Como dije más arriba, el fanzinero tiene la ventaja de dejarle el trabajo hecho en la mano al lector y ver su reacción al instante. En contraposición, el trabajo digital tiene como ventaja la cuestión económica de poder usar más colores, arriesgarte a hacer todas las páginas que se te vengan en ganas, probar otros formatos jugar con otros lenguajes y llegar a mucha más gente, que no necesariamente va a leerte, pero sabás que estará ahí en el blog, en la web y puede que algún día alguien por error buscando algo en Google entre a ver lo que hiciste. Cada uno tiene su ventaja, pero prefiero el papel.

Max King, Historietista humorístico

1. No creo que lo digital en general desplace al papel, pero el medio digital tiene una ventaja estratégica respecto de las publicaciones en papel, y es mayormente económica. Aún pagando por el alojamiento, es muchísimo más barato tener una publicación en Internet que armar una revista, del formato que fuere, y sacarla a la calle.
2.
No. Pese a las ventajas del digital (que no se terminan en lo económico), el papel tiene un punto fuerte que es el de la persistencia. Internet puede ser un gran archivo, pero sigue siendo bastante volátil. No necesariamente la página web de hoy seguirá estando mañana. Todas las publicaciones digitales que hay en GeoCities desaparecerán cuando Yahoo! cumpla lo anunciado y elimine todos los servidores con páginas gratuitas.

3. No corresponde.
4.
Cuando empecé a publicar en digital, fue precisamente por razones económicas. En el 2002, sumado a contar con el acceso a Internet, la devaluación alejó definitivamente los precios de impresión de lo que yo podía sostener en el precio de tapa. No pudiendo volcar el material al papel, finalmente me las rebusqué para terminar publicando en Internet. No fue, eso sí, un traslado del papel al digital, porque el material que escribí y dibujé para Max King Comics! sigue destinado al fanzine, pero sí usé los personajes para hacer material nuevo que publiqué en Internet.
5.
Como dije antes, el fanzine en papel es un objeto persistente, que no requiere para accederse más que tener vista y saber leer. Como objeto concreto, es persistente en el tiempo, y es accesible en todo momento y en todo lugar, sin necesidad de ninguna tecnología particular para eso. Además, la experiencia de leer el objeto-historieta es otra cosa, y con la historieta en la mano, el acceso al material es total e inmediato.


6. Publicar en digital es económico en todo sentido. El alojamiento es desde gratuito hasta precios bastante accesibles, incluso en dólares o euros y al tipo de cambio actual El acceso al material carece de límites. El material hasta puede hacerse a color sin que eso varíe en nada el costo. La única limitación para la publicidad está dada por el hecho de que un fanzine no puede publicitarse en otro medio que no sea Internet, pero con las redes sociales y los blogs, hacer "marketing viral" compensa bastante esa limitación. El tema de la accesibilidad es notable cuando, por ejemplo, el webmaster de Portalcomic me contaba que recibió buenas críticas a mi tira de La Liga de Plata, de un usuario de México.


A modo de cierre de esta primera parte podríamos decir que una de las patas en las que se basó la actual industria historietera nacional es la de los fanzines. Y otra de esas patas es el medio digital. A esta altura, y por sobre todo, colaborando como lo hago para varias publicaciones online, desconocer el peso de Internet sería tonto.
Ahora bien, la mística y el ritual que genera el papel….no podrán darlo jamás una computadora, ya sea como lector o como autor.
En la próxima entrega, nos adentraremos en las editoriales y su mundillo. Por qué los editores son editores y por qué siguen apostando a la publicación en papel.

Enlaces relacionados
Hernán Cabrera: http://cabrerahernan.blogspot.com/
Portalcomic; http://www.portalcomic.com/
Ligia Berg: www.ligianauta.blogspot.com
www.ligiabergphoto.blogspot.com
Juan Pablo Camarda: http://juampacamarda.blogspot.com/
Gabriel Fix: http://gabrielfix.com.ar
Max King: www.mkcomics.com.ar
http://enqueandamaxking.blogspot.com

Alejandra Márquez
para El Historietista Segunda ëpoca
núm 1

2 comentarios:

oenlao dijo...

Muy bien dicho.
Estaba observando que en la comiqueando ultimamente les dan muy poca bola a los fanzines por ejemplo.

Alejandra Márquez dijo...

Es raro, porque una cosa buena que siempre tuvo esa publicación fue el sector fanzines.
Tal vez Javier Hildebrant esté con mucho trabajo y no pueda ocuparse...quien sabe.
Ojalá retomen la costumbre :)
Besos